Fungiblog

El Secreto de la Fungicultura Sostenible

Cultura Fungi nunca fue un “hobbie”, nació para ser una empresa; siempre soñamos con vivir de esto y con tener un gran equipo de personas que puedan ser parte de este sueño. Pero eso nunca ha significado que sea suficiente vender. No es suficiente si estamos haciendo daño al planeta durante el proceso, no es suficiente si no nos ocupamos responsablemente de nuestros residuos o si desconocemos la procedencia de los insumos en los que basamos la producción. Todas esas preguntas a veces “impopulares” que nos surgen, han sido claves para tener autocrítica y ponerle “ácido” a nuestras ideas.

Todas esas preguntas llevaron a una misma respuesta: Cultivar hongos, aprender de los hongos y convertirnos en Cultura Fungi.


Desde el inicio encontramos datos que nos sorprendieron muchísimo: Costa Rica importa más de 600 toneladas de hongos al año y produce menos de 4 toneladas. A esto le sumamos al entrar al campo agroalimentario, aprender sobre los retos de seguridad y sostenibilidad: los datos a nivel mundial son claros en que en menos de 30 años la producción mundial de alimentos será insuficiente para cubrir la demanda y la FAO estima que la producción debería crecer en un 70%, sin embargo, si la seguridad alimentaria sigue dependiendo de industrias que utilizan grandes extensiones y contribuyen al calentamiento global, no será suficiente ni posible, simplemente aumentar la producción.

Cuando comenzamos a trabajar con la tierra nos dimos cuenta de que sanar nuestros suelos y revertir el desastre ambiental que estamos viviendo, requiere producción y consumo sostenibles: Cada producto que adquirimos tiene un impacto en el mundo. Trabajar específicamente el cultivo de hongos nos enseñó además a apreciar cómo cada alimento que consumimos tiene el potencial de sanarnos. Nos abrió un verdadero Reino de saberes y posibilidades poco exploradas.

Nuestra versión de Fungicultura Sostenible

En la fungicultura pasamos por al menos 5 etapas antes de que podamos llegar a traducir nuestro trabajo en una venta. Somos una especie de agricultura tecnificada y trabajamos con seres que han sido mucho menos estudiados en la modernidad que los demás reinos; literalmente estamos viviendo el momento en que por fin el mundo comienza a validar el hablar de Flora, Fauna y Funga (y el autocorrector de inmediato me señaló Funga 😉).

Desde la selección de los cultivos y los sustratos para su reproducción en las diferentes etapas, hasta la eficiencia energética y el aprovechamiento de los residuos, son parte de las preguntas que fuimos haciéndonos conforme aprendíamos y observábamos más nuestros procesos, cómo escalarlos, qué consecuencias traería ese crecimiento, cómo prepararnos para convertir un subproducto en algo útil y cómo agregarle valor a nuestros productos para hablarle a más personas sobre el increíble mundo de los hongos.

Aprovechando el espacio vertical, hacemos un uso eficiente del espacio y utilizamos como insumo para los sustratos, residuos de otras industrias que de lo contrario se acumularían generando contaminación. Aplicamos procesos eficientes, altamente tecnificados y de bajo costo, con condiciones controladas de climatización e inocuidad, además de un consumo mínimo de agua y energía. Nuestros empaques tienen siempre dos premisas: Ser eco amigables y conservar la frescura de los hongos por más tiempo. El desecho final de nuestra producción es un organismo vivo, que activa el abono orgánico y que puede incorporarse al compostaje, revitalizándolo.

Plástico en la fungicultura

Una de las primeras preocupaciones que tuvimos cuando empezamos a llevar cursos de cultivo de hongos en Costa Rica, fue el uso casi indiscriminado de plástico; la bolsa negra más barata, el empaque plástico que ni siquiera es reciclable y cero menciones de algún “grado alimenticio”, todo además para un solo uso.

Sabiendo que queríamos cultivar variedades que además iban a requerir esterilización del sustrato, comenzamos a observar cómo habían resuelto este problema en otras partes del mundo y dimos con un fabricante de bolsas oxobiodegradables para cultivo de hongos. Existen muchos mitos alrededor de esta tecnología, pero lo cierto es que es que el plástico es uno de los materiales más utilizados de la Tierra por una razón: sus propiedades. Ningún otro material lo puede igualar en este sentido, especialmente para ciertas aplicaciones. Sin embargo, la longevidad del plástico se ha vuelto inmanejable y nuestro planeta literalmente se inunda en él desde 1950.

El plástico oxobiodegradable es una alternativa para utilizarlo de manera sostenible y lograr su reintegración a la naturaleza, gracias a la tecnología “d2w”, que controla su vida útil. El d2w es un aditivo que se agrega durante la manufactura y está latente durante para que pueda ser usado por un periodo de tiempo preestablecido. Luego entra en acción a oxobiodegradarlo, fragmentando las moléculas de carbono que forman el plástico. Esto sucede progresivamente hasta que sean tan pequeñas que dejan de ser plástico y se convierten en alimento para microorganismos. Así terminan el proceso de biodegradación de manera natural y reintegran lo que una vez fue plástico a la naturaleza, en forma de agua, biomasa y dióxido de carbono en muy pequeñas cantidades ¡Así que cuando veas una “gotita” en algún producto plástico, ya sabés qué significa!

Somos entusiastas y apasionados en este camino porque se ha vuelto parte del viaje hacia ser nuestra mejor versión, aunque sin duda sea tomar el camino “difícil”; para hacer lo que amamos al mismo tiempo que contribuimos a la visión y materialización de de un mundo más sostenible y equitativo.

Es excelente que cada vez más personas quieran recibir los beneficios de los hongos, pero también es necesario ser conscientes de dónde proviene lo que consumo y cuál es el respaldo con que cuenta ese producto más allá de la etiqueta o el post en redes sociales. «¿Hacia dónde cae un árbol? Cae hacia donde se inclina, fíjate hacia dónde te inclinas.” – Dr. Seuss (El Lórax)

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments